REGÍSTRARME

City Santiago

31/07/2021 - Actualizado 08:00 PM
°
H %

Santiago




Doña Renée Klang viuda Guzmán: un ejemplo de vida


27/03/2012 06:00 PM - Wendy Almonte

Santiago. Doña Renée Klang de Guzmán, ex primera dama de la República Dominicana en el periodo 1978-1982, es un ejemplo a seguir por los múltiples aportes que ha hecho por el bien de la niñez en el país, y porque a pesar de los momentos difíciles que ha atravesado, no se ha amilanado para luchar por el bienestar colectivo.

Klang de Guzmán, llamada la eterna primera dama, nació el 30 de noviembre del 1916 en Venezuela, de padre francés y madre brasileña. A los 14 años llegó con su familia a residir a esta ciudad, donde ha vivido casi toda su vida, excepto los años de estudios en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y los años como primera dama del país.

En 1939 casó con el extinto presidente Antonio Guzmán Fernández, adquiriendo así la nacionalidad dominicana. Con él procreó sus dos hijos: Iván y Sonia. A decir de sus palabras, “escogió otra profesión”, pues dejó la carrera de Odontología a un año de terminar para dedicarse a su familia.

Cuando Guzmán Fernández ganó la presidencia de la República, a doña Renée se le presentó la oportunidad de hacer realidad uno de sus sueños: hacer obras de bien social en beneficio de los más necesitados, fundadondo en el 1978 del Consejo Nacional para la Niñez; y en el 1979 logró que se materializara un acuerdo con la Organización Internacional S.O.S Kinderdorf para la creación de las Aldeas Infantiles S.O.S., que se dedica a brindar atención a niños huérfanos.

Al rememorar sus años mozos, doña Renée califica como momentos imperecederos para una persona que ha llegado a su edad, la acogida que tuvo en esta ciudad de todas las personas que hoy siguen siendo sus amigos.

A un año de concluir sus estudios universitarios, Klang de Guzmán dejó la carrera para dedicarse a su familia, hecho del que no se arrepiente, ya que paralelo a esto, pudo hacer obras de bien social que todavía rinden sus frutos en el país.

Como madre, añora los tiempos cuando la mujer se quedaba en casa a cuidar a sus hijos y el hombre trabajaba, ya que había mayor arraigo dentro de la familia.

No todo ha sido color de rosa para doña Renée, pues en la vida le ha tocado vivir momentos difíciles como, como la muerte de su hijo Iván y de su esposo. Hechos que según ella nunca se asimilan, ya que fueron quiere momentos duros, inolvidables, sobre todo por la forma trágica en que ocurrieron.

 Rol de primera dama

Entre los tiempos que doña Renée guarda en lo más profundo de su ser, están los momentos de alegría durante el gobierno de su esposo, cuando fue primera dama, ya que además de tener sus ocupaciones en CONANI, vivía en una misma casa junto a su hija y su esposo, lo que define como un tiempo único porque no solamente era ser primera dama, sino compartir con su familia.

Para ella, la creación de CONANI fue un sueño hecho realidad, porque siempre quería ayudar a los niños necesitados, pero le era un tanto difícil, y fue posible estando dentro del gobierno, desde donde pudo armar algo más grande y mover cosas que no podía anteriormente.

“Quiere decir que para mí fue un momento muy agradable porque pude lograr hacer mi sueño realidad. Lo he asimilado gozándolo y hasta ahora lo estoy gozando”, expresa con orgullo y satisfacción doña Renée.

 

 




Actividades en Santiago


A Dónde Ir en Santiago